Enfrentando la violencia policial

Inicio Enfrentando la violencia policial

El Anuario de Seguridad de 2023 informa que 6.429 personas murieron víctimas de la violencia policial en un año en Brasil. Según los datos de la Red de Seguridad, el 65% de estas víctimas eran negras. Este número es el reflejo de la política en Brasil, que se sostiene en un paradigma militarizado, bélico y antagónico a la democracia.

Visibilizada por la dictadura militar-empresarial e intensificada bajo el discurso del combate a las drogas, la actuación (directa o por omisión) de las políticas penales profundiza el genocidio de la población negra, como se observa en las grandes operaciones policiales cada vez más frecuentes en favelas, villas y regiones periféricas en diferentes ciudades del país. Son consecuencia de este modelo las ejecuciones sumarias, desapariciones forzadas, prisiones arbitrarias y la producción de sufrimiento y enfermedad de las mujeres.

Frente a esto, Justiça Global hace acompañamiento y denuncia casos, propone políticas a fin de reducir la violencia policial y fortalecer el control externo sobre la actividad de las fuerzas de seguridad y actúa en favor del fortalecimiento de los movimientos contra la violencia del estado, especialmente de madres y familiares de víctimas.